Aquí comienza el segundo post relativo a las numerosas situaciones que se nos pueden dar este verano relativas a la elección del destino de nuestras vacaciones y al lugar donde decidamos contratarlas.

Os dejamos el enlace al primer post en el que hablábamos de los derechos que tienen los pasajeros aéreos a percibir una compensación económica y a ser asistidos para los casos de sufrir un retraso en el vuelo o cancelación del mismo, así como la denegación de embarque: Consejos al viajero I

 

Viajes combinados, ¿qué son?

Son aquellos viajes contratados con un profesional o agencia  y en el que se dan a la vez tres cuestiones:

Que contenga, al menos, 2 de los siguientes elementos: Transporte, alojamiento y otros servicios turísticos.

Que la venta se realice con arreglo a un precio global.

Que el servicio prestado sobrepase las 24 horas o incluya una noche de estancia.

 

 

¿Cuál es la cadena de intermediarios que intervienen en un viaje combinado?

Mayorista → La empresa que proporciona los medios de transporte: aéreo, marítimo o terrestre → Establecimientos: Alojamiento y manutención → Quienes facilitan las guías y/o monitores → Otras empresas que ofrezcan excursiones y/o actividades complementarias u opcionales → El minorista, la Agencia de Viajes.

 

Agencias de viajes

post consejos al viajero II letreros

En primer lugar, para evitar cualquier tipo de estafa, debemos comprobar que la agencia de viajes a la que hemos acudido para contratar nuestras vacaciones tiene número de inscripción.

 

En segundo lugar, debemos guardar toda la documentación de lo que se haya concertado con la agencia y solicitar que nos entreguen todo por escrito: destino, duración del viaje, fecha, importe, precios de las excursiones adicionales, medios de transporte (clase, precio, horarios), categoría de los hoteles en los que nos alojaremos en el destino elegido, etc.

 

Posibles situaciones: Cancelación del cliente, anulación del viaje del organizador y cierre de la agencia de viajes

  • El cliente renuncia al contrato firmado con la agencia de viajes:

El usuario siempre puede desistir del viaje solicitado o ya contratado, teniendo derecho al reintegro de los pagos efectuados hasta el momento, indemnizando a la agencia de viajes en función del preaviso con el que se haya informado a la misma:

  • 5 % del total del viaje si el aviso se produce con más de 10 y menos de 15 días antes de la fecha de comienzo del viaje.
  • 15 % entre 3 y 10 días.
  • 25 % si se avisa dentro de las últimas 48 horas previas al viaje.

Además, el cliente deberá hacer frente a los gastos de gestión, así como a los gastos de cancelación si los hubiera. En caso de que la anulación se haya producido por causas de fuerza mayor, el contratante tendrá derecho a recuperar el íntegro de las cantidades pagadas.

  • La agencia cancela el viaje:

En el caso de que la agencia de viajes modifique algún elemento esencial del contrato, deberá comunicarlo y en tal supuesto, se puede optar por resolver el contrato o aceptar la modificación.

En estos casos el organizador deberá indemnizar al cliente, y esta indemnización no podrá ser inferior:

  • al 5 % del precio total del viaje si el incumplimiento se produce entre los 2 meses y 15 días anteriores a la fecha de inicio del viaje.
  • al 10 % si se produce entre los 15 días anteriores.
  • al 25 % en caso de que se produzca dentro de las últimas 48 horas previas a la fecha de salida.

Si la cancelación se produce porque el número de personas inscritas es inferior al exigido o, si se cancela por fuerza mayor no hay obligación de indemnizar al interesado.

  • La agencia de viajes cierra y cancela todos los servicios contratados por sus clientes:

post consejos al viajero II mostradorEn este caso, habría que estudiar posibles acciones legales tanto por la vía civil como por la vía penal, ya que dependiendo de las circunstancias en que se haya podido producir dicho cierre, estaríamos hablando de una posible estafa o apropiación indebida.

 

 

Comprobamos que la elección de una agencia de viajes supone una acción que en la mayoría de casos pasamos por alto. Buscamos precios asequibles, ofertas especiales, viajes del “todo incluido”… contrataciones de viajes combinados rápidas y sencillas que nos permitan disfrutar de un período vacacional tranquilo.

No es hasta el momento en que se produce algún problema con el viaje contratado cuando nos planteamos la cantidad de intermediarios que colaboran en un viaje de este tipo y los numerosos contratiempos que se pueden dar.

Así pues, no hay que ser ilusos. Debemos conocer todas las particularidades del viaje que estamos contratando, así como exigir la entrega por escrito de las condiciones del mismo.

 

 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies